RAZONAMIENTO JUDICIAL

Claroscuros del desarrollo
Por Dra. María del Carmen Platas Pacheco

Con ocasión del inicio del “tercer milenio”, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizó un interesante y valioso ejercicio de Planeación Estratégica que, entre otros frutos, dio como resultado la identificación y puesta en marcha de las acciones a realizar para alcanzar los famosos Objetivos del Milenio. Nos encontramos ya en la última semana del año 2013, es decir, a menos de 800 días del año 2015, año que se definió como la “primera parada” para medir los avances concretos en los diferentes rubros de desarrollo social deseables para los habitantes del planeta, comparto con el amable lector algunos datos relevantes del informe 2013.
En primer lugar, se señala que el mundo ha alcanzado el objetivo de reducir la pobreza cinco años antes de lo previsto. En las regiones en desarrollo la proporción de personas que vive con menos de 1.25 dólares al día cayó del 47% en 1990 al 22% en 2010, esto significa que poco más de 700 millones de personas han superado la condición de pobreza extrema.
En los últimos 21 años, más de 2,100 millones de personas lograron acceder a fuentes mejoradas de agua potable, de manera que en 2010, esta proporción llegó al 89%, a pesar del crecimiento significativo de la población, siendo que en 1990 el porcentaje era del 76%.
En el lapso que va de los años 2000 a 2010 la tasa mundial de mortalidad por paludismo disminuyó más de 25%, y se calcula que en ese periodo se evitaron 1.1 millones de muertes. Es probable que en varias regiones, y también a nivel mundial, para el año 2015 la tasa de mortalidad por tuberculosis se haya reducido a la mitad, entre los años de 1995 a 2011 fueron tratados médicamente con éxito 51 millones de pacientes con tuberculosis, salvándose 20 millones de personas.
En el mundo, el porcentaje de personas con nutrición insuficiente se redujo del 23.2% en 1990-1992, al 14.9% en 2010-2012. La revitalización de los esfuerzos para disminuir esta cifra a la mitad para el año 2015 no está lejos. De hecho, se calcula que de las personas que padecen hambre 1 de cada 8 sigue siendo hoy infra alimentada, y esto de forma crónica.
Otro rubro tiene que ver con el cuidado del planeta y sus recursos, el informe muestra datos alarmantes, entre otros; se refiere al aumento de las emisiones de dióxido de carbono CO2 que se está acelerando por los procesos industriales, al grado que hoy las emisiones de gases tóxicos, son 46% más altas que en 1990, adicionalmente, se siguen perdiendo miles de hectáreas de bosques, y la sobreexplotación de las poblaciones de peces marinos está afectando gravemente los procesos reproductivos y de conservación. A pesar de que existen más áreas marítimas y terrestres protegidas las acciones agresivas de los procesos industriales propician que un gran número de especies de aves y mamíferos se encuentren en peligro de extinción, esto se afirma por el descenso en el número de ejemplares y también por la distribución en el planeta; con especial preocupación se señala el caso de los osos polares y la reducción de su hábitat natural asociado al deshielo provocado por el calentamiento planetario y el “efecto invernadero”.
En otro punto del informe se hace referencia al sensible asunto de los niños del mundo. Se señala que la mortalidad de los niños menores de 5 años disminuyó 41%, pasando de 87 muertes por cada 1,000 niños nacidos vivos en 1990, a 51 en 2011. A pesar de este enorme logro, la meta planteada para el año 2015 de reducir dos tercios la mortalidad infantil se advierte lejana, precisamente porque ésta se concentra en las regiones más pobres del mundo, y en el primer mes de vida del niño.
El informe también señala que en los últimos 20 años la tasa de mortalidad materna asociada al parto disminuyó 47%, pasando de 400 muertes maternas por cada 100,000 niños nacidos vivos entre 1990 y 2010, a 210. Sin embargo, la meta de reducir un 75% esa tasa exigirá acciones urgentes y mayor apoyo político y económico de los gobiernos, para desalentar los embarazos de niñas o adolescentes y proteger de modo más eficaz a los niños recién nacidos.
El sensible asunto de la epidemia del SIDA también forma parte de los Objetivos del Milenio. Se estima que en 2011 había 34 millones de personas con VIH, desafortunadamente, en el año 2010 no se logró la meta del acceso universal a terapia antirretroviral en todos los casos. Sin embargo, los estudiosos del tema consideran que para el año 2015 podrá lograrse ese acceso, si se mantiene la tendencia actual. Desde luego, el objetivo final es prevenir la diseminación del VIH, aunque el conocimiento sobre el virus y cómo evitar su transmisión sigue siendo muy deficiente, de manera que los habitantes más pobres del planeta; mal nutridos y menos informados están en mayor riesgo.
Entre los años 2000 a 2011 la cantidad de niños fuera del sistema escolar se redujo casi a la mitad, se registró un importante avance de 502 millones a 357 millones, pero aun es muy elevado el número de niños marginados. De hecho, los niños y adolescentes de los hogares pobres se encuentran tres veces con mayor probabilidad de no asistir a la escuela, que los niños de hogares ricos; y en todos los casos, las niñas se encuentran en mayor desventaja que los niños de no ir a la escuela tanto en primaria como secundaria, incluso si pertenecen a hogares más ricos.
También, el informe señala que desde las más altas esferas del gobierno y el poder, hasta los hogares, a las mujeres se les sigue negando el derecho que se reconoce a los varones para participar en las decisiones que afectan a su vida.
En la parte final de dicho informe, la ONU señala que más allá del año 2015 seguirán haciéndose esfuerzos por lograr prosperidad, igualdad, libertad, dignidad y paz en todo el mundo; trabajando de forma coordinada con gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y otros asociados para crear un programa mundial de desarrollo ambicioso y realista, posterior a 2015.
Está de por medio la mejora sensible de la calidad de vida de miles de millones de personas y la sostenibilidad de nuestro planeta, de manera que el cumplimiento en tiempo de los Objetivos del Milenio constituye una esperanza de mejora real para la humanidad y el planeta que habitamos, tomar conciencia de la existencia de estos esfuerzos mundiales, es una noticia de esperanza. Feliz año 2014
Sígueme en twitter @mcplataspacheco




Comments

There are no comments

Add yours