GASTO CORRIENTE LE QUITA EL DINERO A LOS JÓVENES

Desorden administrativo en el INJUVA deja desprotegidos  los programas dirigidos para la atención de la juventud

Identificado más como el refugio y trampolín de quienes aspiran a un cargo de representación popular, el Instituto de la Juventud de Aguascalientes (INJUVA), se ha enfrentado, en particular en este año electoral, a un desorden administrativo en sus finanzas públicas; donde las metas de los programas institucionales se han visto mermadas ante la insuficiencia de los presupuestos.
Algunos jóvenes consultados por La Contra [Portada] en distintas zonas de la Capital, desconocen los programas con que cuenta el Instituto de la Juventud para su beneficio. Es de esperarse que, quienes residen en los municipios estén más ajenos a la identificación y beneficios de las acciones que a decir del Gobierno del Estado, se han creado para ellos.
Ana Leticia Martínez, estudiante en uno de los Cecyteas señaló que ha sabido algunos de los programas, pero cree que los que tienen más alternativas son “los pinta bardas o cholos, porque pues yo digo, ¿de dónde sacan ellos el dinero?”
Si bien, la Federación reporta que asigna recursos por más de 1.5 millones de pesos para la atención de los problemas de la juventud en Aguascalientes, sobre todo en el tema de adicciones, el caso es que, cada vez más jóvenes se ven involucrados en esa situación frente a una amenaza donde la prevención no ha sido totalmente eficaz ni suficiente.
José Luis, un joven con el que platicamos al salir del Instituto de la Juventud señaló que, los programas sí son buenos. “Nos graban discos y nos invitan a conciertos de rock”. ¿Crees que con eso se está dando atención a las necesidades de la juventud?, se le preguntó. “No pues yo creo que hay cosas más importantes por ejemplo la ayuda para los estudios o que nos apoyen para tener trabajo porque está cañón”, puntualizó.
Conforme al paquete económico del Gobierno del Estado entre los años 2011 y el previsto para el 2013, se tiene que el presupuesto que se asigna a la dependencia que debiera estar ocupada en la atención a los jóvenes se duplicó. De poco más de 3 millones de pesos a cerca de 6 millones de pesos, sin considerar los apoyos extraordinarios que se recibe por programas federales a proyectos específicos.
Sin embargo, y conforme a los resultados y a los mismos comentarios que hacen quienes forman la plantilla laboral del Instituto de la Juventud, prácticamente todo el ingreso se está destinando al gasto corriente.
¿Habrá manera de presentarles algún proyecto para los jóvenes en este año?, se le preguntó a uno de los que ostentan un cargo en el INJUVA. Respondió que está un tanto complicado por la falta de presupuesto. “Hace poco estábamos batallando porque se debía casi un millón de pesos y aún no se nos ha resuelto el recurso extraordinario que nos darían. Nos dijeron que cuatro millones de pesos para este año, pero no vemos claro”, agregó”.
Es así, que son de esperarse justificaciones ante la poca efectividad de varios de los programas orientados a brindar herramientas a los jóvenes para su sano desarrollo.
En el presente año quien representaba las políticas de la juventud, Eduardo Rocha, fue animado a contender por una diputación local, vitoreado por el supuesto trabajo que ha hecho a favor de los jóvenes, y considerando que ha tenido el respaldo de este importante sector de la población.
Por lo pronto, la alternativa que tiene un Instituto de la Juvetud con sobre giro es ver cómo se avanza con los programas institucionales, justificar gastos con algunas pláticas formativas, e incluso con un concurso de belleza masculino, para no quedarse atrás de los certámenes que habían sido propios de las mujeres.




Comments

There are no comments

Add yours