http://lacontraportada.com.mx/wp-content/uploads/2020/11/DIF-Estatal-2-3.jpg

EN CUATRO AÑOS DIF ESTATAL HA INVERTIDO MÁS DE 376 MILLONES DE PESOS EN PROGRAMAS ALIMENTARIOS

Una adecuada alimentación tiene un impacto directo en la salud y bienestar de las familias, por lo que en cuatro años de labores, el DIF Estatal ha invertido más de 376 millones de pesos en programas para mejorar la nutrición de los sectores más vulnerables de la población, beneficiando a 219 mil 300 personas, desde alumnos de escuelas públicas, adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y familias en situación de desamparo.

Así lo dio a conocer la presidenta de la institución, Yolanda Ramírez de Orozco, quien subrayó que en lo que va de la presente administración se ha favorecido el aprovechamiento académico de las niñas y niños en edad escolar, a través del programa de Desayunos Fríos y Calientes, en el que se han invertido 145 millones 559 mil pesos, para apoyar a 118 mil 570 alumnos, de 469 escuelas en todo el estado, lo cual representa 19 millones de desayunos entregados.

En los 169 comedores escolares y comunitarios, se han invertido 66 millones de pesos, en los cuales se han repartido 8.8 millones de raciones alimenticias calientes, beneficiando a 58 mil alumnos y personas vulnerables.

En el presente año arrancó el Programa de Asistencia Social para Personas de Atención Prioritaria, en el que se invirtieron 50 millones de pesos en apoyo de 16 mil beneficiarios, principalmente adultos mayores, niñas y niños menores de cinco años y personas con discapacidad.

Asimismo, informó que se puso en marcha el Programa de Asistencia Social Alimentaria en los Primeros Mil Días de Vida, en el que se han invertido cerca de 13 millones de pesos para distribuir 52 mil despensas a mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, así como niñas y niños de 6 meses a 2 años de edad.

En este sentido, Ramírez de Orozco reiteró que los programas alimentarios son prioritarios para el organismo, porque una población bien nutrida, dijo, es una población con potencial de desarrollo.