http://lacontraportada.com.mx/wp-content/uploads/2020/02/IMG_4476.jpg

DESCUBREN PINTURA ORIGINAL DE LA CATEDRAL

Durante la rehabilitación que se emprende en el bautisterio de Catedral de Aguascalientes, debido a las afectaciones por humedad, se encontró en sus paredes parte de la pintura original, que se estima ha logrado sobrevivir oculta desde los años de 1700 o 1800.

Cabe recordar que el recinto religioso se edificó para ser sede de la parroquia de la Villa de Nuestra Señora de la Asunción, en la primera mitad del Siglo XVIII.

En la sede local del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se hizo referencia sobre cómo en aquélla época se le dotó de varios retablos barrocos y con ellos de una pintura mural propia de la época.

En el siglo XIX y debido a la inestabilidad que la Iglesia sufrió como institución, tanto los retablos como la pintura mural se perdieron; los retablos fueron destruidos y sólo pudo salvarse parte del Altar de San José, que fue vendido para el templo de Jesús María; mientras que la pintura por su deterioro, fue cubierta con capas de color que dejaron los muros del antiguo templo sin adorno alguno. Esa pintura “lisa” sobrevivió hasta entrado el siglo XX, cuando la parroquia fue designada sede de la Catedral de Aguascalientes.

Con las reformas que realizó el primer obispo José María Portugal y Serratos para adecuar la antigua parroquia a Catedral, se contrató a Refugio Reyes para que abriera dos naves laterales, colocara un ciprés en el presbiterio, y decoró la Catedral con casetones de yeso y una nueva pintura mural que utilizando tonos ocres y cafés, recubrieron las bóvedas y paredes tanto de las naves como de las capillas laterales y el bautisterio.

Para la década de 1980 el custodio Jesús Romo decidió el cambio de la pintura mural por otra que tuviera colores más claros, a pesar de los conflictos que esto causó en su momento. Así permanece hasta la actualidad.

Por el mal estado de la pintura debido a filtraciones freáticas y escurrimientos desde la bóveda, se retiraron algunas partes de la pintura del bautisterio logrando rescatar dos capas diferentes de las antiguas pinturas que adornaron los muros del recinto. El INAH especifica que se trabaja en el mantenimiento de esta parte del inmueble, esperando que se puedan dejar los testigos pertinentes de estas originales pinturas murales.