http://lacontraportada.com.mx/wp-content/uploads/2020/07/IMG_5443.jpg

AMENAZAS A TRABAJADORES POR PERDER SU EMPLEO O VER RECORTADO SU SALARIO, DESACELERÓ LA VENTA DE CASAS

Luego del brote de coronavirus entre personal del Registro Público de la Propiedad y el Comercio que mantuvo cerradas esas oficinas por tres días, se confirma que este jueves se reanudan actividades pero bajo condiciones especiales de operación, que garanticen  la salud de quienes acuden a realizar trámites como de los servidores  públicos  en  los  diferentes  espacios    de  atención.

El 2020 no ha sido el año del Registro Público de la Propiedad y el Comercio. Lo inició con un buen ritmo de trabajo pero luego vinieron el hackeo, el cambio de titular de área y recientemente el brote del virus que en definitiva, cambiaron la ruta y los resultados, provocando de cierta manera un freno en las inversiones y  a la economía local.

Uno de los sectores más afectados es el inmobiliario.  Los episodios experimentados en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio tienen tristes y desconcertados a los promotores porque es una tras otra, refirió  Antonio Rodríguez Mireles, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda en Aguascalientes (CANADEVI).

También explicó que la incertidumbre laboral ha orillado a varios trabajadores esperar en la compra de casa. No quieren adquirir una deuda frente al riesgo de perder su plaza o ver recortado su salario.

Que empresas recurran al paro técnico afecta el ingreso del trabajador. Igualmente que se recorten o eliminen las horas extras. Y en ese mismo panorama está el que el otorgante del crédito pueda decidir bajar el monto por los riesgos que prevalecen en el mercado.

“Si hemos estado afectados por toda esta situación más de un 30 por ciento en la venta de las casas”, refirió.

Los empresarios inmobiliarios han soportado incrementos en los costos del material de construcción, de ahí que se encuentren casas al mismo precio del año pasado o bien, que del incremento que se ha dado en la materia prima -de entre el 11 o 12 por ciento- ellos sólo hagan ajustes de entre 4 y 5 por ciento, para mantenerse en buena condición en la competencia.