UNOS ABREN SIN PROTOCOLOS PERO TODOS DESAFÍAN LA DISPOSICIÓN FEDERAL

Con el semáforo rojo del COVID-19, que advierte el mayor riesgo de contagios,  en Aguascalientes un importante sector de la población volvió a la normalidad.

La autoridad Federal ha advertido de restricciones para lugares públicos, en lo que aquí se desafían esas disposiciones y se imponen otras medidas.

Antros y bares ya abrieron aún y cuando no existe protocolo sanitario para la reapertura. Todo se puede con las interpretaciones legales o las influencias.

Tiendas departamentales están ahora próximas a reabrir sus puertas, luego de que también ya lo hicieron algunos cines.

Así está la vida en Aguascalientes.