http://lacontraportada.com.mx/wp-content/uploads/2020/01/PLANTILLA.jpg

UNA MEDALLA LES REVELA QUE NO ESTÁN DE TODO BIEN LAS RELACIONES PADRES E HIJOS

El caso de un niño que asesinó a balazos a su maestra en un colegio de Torreón, Coahuila y luego se habría disparado, inspiró localmente a las autoridades educativas para reposicionar la formación en valores, aunque reconocen que una importante responsabilidad la tienen los padres de familia, por ser el hogar donde se predica con ejemplo.

Una medalla que sirvió como estímulo en la competencia que involucró al padre e hijo, atrajo la atención del gobernador Martín Orozco Sandoval y del director general del Instituto de Educación, Raúl Silva Perezchica.

La medalla dorada estaba olvidada, amarrada a un barandal cerca de un templo católico de la avenida José María Chávez y traía inscrito: Jardín de Niños Carmen Macías Peña, ciclo escolar 2009-2010 y tenía como leyenda: papi, eres mi campeón.

“No podemos de ninguna manera decir que lo que está pasando es culpa de padres y madres y que la educación, las escuelas sobre todo… no podemos entrar en esta posibilidad de ir modificando esas relaciones para bien. Lo peor que podemos decir es que la escuela no puede hacer nada. Nosotros podemos hacer mucho, muchísimo. La idea es empezar a trabajar”.

Considera así, que esas medallas requieren ser congruentes y que el padre y la madre la tengan hasta el último día de su existencia.

“Espero que no haya una carpeta de investigación de esta medalla en Fiscalía”, expresó en broma Martín Orozco.

Señaló que se fortalecerán los esfuerzos para hacer todavía más educado a Aguascalientes. Entre los propósitos para lograrlo, ofreció mantener la libertad al Sindicato Magisterial y no trazar línea política a los maestros.

“El deporte, la cultura, lo que nosotros con congruencia enseñamos en cada una de las aulas y sin faltar la educación en las familias, es lo que nos va a llevar a una formación real en valores de cada uno de los alumnos”.

Luego dijo que acontecimientos violentos como los que se han registrado en escuelas de Estados Unidos y México, son avisos y que realmente no sean solamente para un discurso en los siguientes días en que sucede, sino para que no se olvide que se puede estar en cualquier momento en esas condiciones si no se actúa y si no cumple cada quien con su responsabilidad.