TU COCINA

Navidad: Tiempo de Adviento, paz, reflexión y muchos sabores…
Por: Rosy Sánchez Gracia

En estos días de reuniones familiares, abundan los platillos navideños, las ensaladas, los pavos, los ricos romeritos, el bacalao y los elegantes postres para la mesa. La cocina es el principal punto de encuentro de la familia y las amistades, lugar donde se prepararán las delicias culinarias que acompañarán la Noche Buena y la Navidad, para deleitarnos el paladar y la vista.
En México por ejemplo los platillos distintivos que alegran nuestra mesa son:
Ensalada de Navidad: Un rico acompañamiento, la ensalada tiene como ingredientes manzana, betabel y jícama en cubos, gajos y jugo de naranja, cacahuates y uvas. Todo esto se mezcla y une con crema y azúcar al gusto. La presentación en una olla de barro y el adorno de una flor de Nochebuena coronan este sabroso platillo. Puede ser usado para acompañar el plato fuerte o como postre.
Bacalao a la Vizcaína: Un tradicional y sabroso platillo, se prepara con bacalao salado que en estas fechas puede comprarse en la mayoría de las tiendas de autoservicio.

La ensalada de manzana, llena de dulces sabores y frutas
Los romeritos, platillo de la cocina mexicana, que consiste de las hojas del romerito, un quelite que crece en la milpa y que no debe ser confundido con el romero de olor, y se sirve en mole, usualmente mole poblano especial preparado con polvo de camarón, con nopalitos, camarones y papas, acompañado con torta de camarón seco.
El tradicional Ponche de Frutas navideño es una infusión que se consume en México y Guatemala tradicionalmente durante las posadas y en la Nochebuena, Suele servirse caliente en jarras de barro individual con porciones de fruta, opcionalmente se le puede añadir ron o alguna otra bebida alcohólica.

En esta ocasión no podría faltar una deliciosa pero sencilla receta del tradicional pavo de navidad, protagonista principal de la mesa navideña.

Pavo ahumado con gravy de piña

Ingredientes:
1 pavo ahumado de 3 a kilos
2 litros de cerveza
1 lata de trocitos de piña en almíbar
½ cebolla morada picada
¼ taza de jengibre fresco rallado
¼ de cebollín picado
2 chiles serranos picados
Aceite vegetal (cantidad necesaria)
Procedimiento: En un tazón mezcla 1 litro de cerveza con el almíbar de la piña, inyecta el pavo por diferentes puntos y deja reposar durante la noche anterior.
Pon el pavo en una pavera y báñalo con el resto de la cerveza restante.
Hornea el pavo a 200 grados centígrados por 45 minutos, saca el pavo cuando ya esté listo y tápalo con papel aluminio y reserva el caldo de cocción del pavo, en un sartén calienta aceite y sofríe la cebolla, el jengibre y el cebollín, añade el caldo de cocción que reservaste y revuelve para integrar los sabores y cuando comience a espesar retira del fuego. Sirve las porciones del pavo y báñalas con este gravy decorado con trocitos de piña y lechuga y frutos secos.
Puedes acompañarlas con unas deliciosas papitas al romero, sólo pelas las papitas, previamente cocidas, córtalas en cubos ponlas en un refractario y agrégales mantequilla derretida, sazona con romero fresco (ramitas), sal y pimienta revuelve y cúbrelas con papel aluminio. Hornéalas a 180 grados durante 15 minutos y ¡listo!

Nota: Es conveniente descongelar el pavo unas 48 horas antes de prepararlo.

 




Comments

There are no comments

Add yours