http://lacontraportada.com.mx/wp-content/uploads/2016/12/plantilla.jpg

RECTOR DE LA UAA DEBERÁ BAJARSE DEL ONCEAVO PISO Y RENDIR CUENTAS

Ahora le toca a la Universidad Autónoma de Aguascalientes la revisión de sus estados financieros. Su cuestionada vinculación que tuvo con la administración de Carlos Lozano de la Torre, en donde incluso se permitió fuera su bandera de campaña a la gubernatura, ha dado pauta al Congreso del Estado para estar bajo la sospecha particularmente su rector Mario Andrade Cervantes, por cierto, uno de los beneficiados con una concesión de taxi.

Gustavo Baez Leos, Presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales en el Poder Legislativo, cuestionó que el crecimiento en su infraestructura contrasta con el decremento en la calidad de la enseñanza.

“Tenemos  edificio grande, muy bonito, pero tenemos deficiencias en el sistema educativo, y ahí vamos a estar exigiendo  a las  autoridades que se pongan las pilas; que se bajen del piso onceavo, que se bajen a la tierra, que conozcan las necesidades del estudiantado y que se pongan  a hacer bien las cosas para mejorar la calidad universitaria”, sentenció.

Precisó que al recibir recursos públicos, es obligación del Congreso revisar los gastos de la UAA.

“Los edificios no  hacen mejor a la institución, hay problemas en la Universidad, hay problemas en materia de pensiones y jubilados. La Universidad está en crisis y si no ven en este momento el análisis de ese tema, en 15 años esa universidad va a estar en quiebra”, advirtió.

Sostuvo que la institución está llamada a que sacar  adelante el futuro de Aguascalientes. Para ello, deberá dejar de ser la cuna de juveniles del Partido Revolucionario Institucional. “No le puedes coartar a los estudiantes de participar en la política. Qué bueno que participen en la política pero que no utilicen la universidad como bandera política”, concluyó.