http://lacontraportada.com.mx/wp-content/uploads/2020/06/DSC09183.jpg

QUIEREN BURÓCRATAS MÁS ESBELTOS

Servidores públicos de todos los órdenes de gobierno deberán comer y beber más sano, al menos  mientras estén en sus centros de trabajo.

El Congreso del Estado emitió un acuerdo que se dirige a los poderes Legislativo y Judicial además de los 11 ayuntamientos, para que vigilen, regulen y promuevan que dentro de sus instalaciones lo que se consuman los empleados sea adecuado para disminuir los niveles de obesidad y que además, se les oriente sin costo alguno sobre una mejor nutrición.

En varias oficinas hay máquinas expendedoras de golosinas. Algunas dependencias cuentan con cafeterías o bien, en los accesos se instalan puestos semifijos y ambulantes con venta de productos que en su mayoría contienen abundante azúcar y harina. No son libres de grasa ni son ajenos al colesterol.