http://lacontraportada.com.mx/wp-content/uploads/2018/10/antorcha.jpg

LOS MEJORES RUMBOS PROVIENEN DE LARGOS Y RIGUROSOS ESTUDIOS; NUNCA FÁCILES, PERO SIEMPRE POSIBLES

Por Aleida Ramírez Huerta

“Yo no soy filósofo ni economista, bueno, ni político, me he hecho algo de todo eso porque así me lo ha exigido un compromiso social que ese sí es muy real, muy profundo, y es el que ha guiado toda mi vida hasta el día de hoy y espero que hasta el día que yo me muera. Ese compromiso es con las clases pobres del mundo que son además muchísimas, es una clase pobre gigantesca, es un ejército de pobres enorme y es un ejército de pobres que está completamente desamparado, porque no hay una organización, porque no hay dirigentes, porque no hay líderes que realmente estén dispuestos a correr cualquier riesgo con tal de sacar adelante la verdad de los pobres y hacer efectivos los derechos de los pobres. Hay muchos grupos y partidos que se dicen revolucionarios pero ya los vemos actuar, y como dijo alguien “no juzgues al hombre por lo que dice de sí mismo, júzgalo por lo que hace” y si juzgamos por lo que hacen esos que se dicen “revolucionarios”, podemos decir que son revolucionarios como yo soy astronauta, no tienen de revolucionarios nada, usan la bandera revolucionaria para poder conseguir sus objetivos mezquinos, personales y de grupo, y de eso está lleno el país, saturada la política nacional.

Nadie está dando en serio la lucha por los pobres y yo trato de que Antorcha, llene ese hueco tan grande que existe en el país y en eso sí que estoy comprometido hasta la médula y por eso me he hecho economista, filósofo y bueno, hasta poeta, porque dicen que de poeta y loco todos tenemos un poco, porque así me lo pide la lucha social que yo he decidido dar hasta el último día de mi vida”.

Aquiles Córdova Morán, ejemplar luchador e indiscutible líder del Movimiento Antorchista Nacional. Hombre realmente comprometido con los pobres del mundo.