Gobernanza y sencillez

Hoy, de muy pocos políticos es posible escuchar comentarios y gritos elogiosos de multitudes de gobernados, ciudadanos “de a pie” que se presentaron en las calles a despedir y agradecer la gestión del recién saliente Presidente de Uruguay José Alberto Mujica Cordano. El expresidente nació en Montevideo el 20 de mayo de 1935, es agricultor de profesión y en su juventud fue guerrillero y militante del partido de izquierda Frente Amplio.
Se trata de un político con un enorme carisma y simpatía natural por su sencillez de trato y por la austeridad de su vida antes, durante y después de ser presidente. En las redes sociales se ha insistido en que es el mandatario más pobre del mundo y en tono de broma él afirma que no lo es, porque pobres son los que quieren tener más y más, dice que él no quiere lujos, ni riquezas y que el poder es para servir.
Lo reemplaza en el cargo el ex presidente Tabaré Vázquez. Se trata de un médico oncólogo que gobernó Uruguay de 2005 a 2010, y que ahora inicia su gestión en este mes de marzo, intentando desde el primer día marcar un signo que le permita distinguirse de Mújica, quien, como se sabe, ha sido aclamado en su despedida a lo largo y ancho de todo el país.
Para los uruguayos Mújica ha sido un ejemplo de rectitud y sencillez. Durante los años de su mandato continuó viviendo en su misma casa rural, en las afueras de Montevideo, desde el primer día se opuso a las escoltas y las medidas de seguridad que rodean a los presidentes, de hecho siguió conduciendo su mismo automóvil VW modelo 1990, en la medida de lo posible conservó la costumbre de tomar un café, cerveza o copa de vino en el bar de siempre, con sus amigos de siempre, el poder nunca lo entendió como oportunidad de provecho personal sino como de servicio a sus gobernados.
Mújica se define como libre pensador, no creyente de ninguna religión y sí admirador incansable de la naturaleza. Por su formación como agricultor, durante su mandato se impulsaron reformas legislativas en extremo polémicas, entre otras, la legalización del consumo de mariguana y el matrimonio entre personas del mismo sexo. En el aspecto económico, desde luego los años de su gobierno fueron de austeridad y crecimiento, la economía del país es sana y se advierte para los uruguayos un futuro de grandes realizaciones.
El Presidente Pepe, como le llaman afectuosamente sus compatriotas, se despidió en la Plaza de la Independencia de Montevideo con un emotivo discurso. Allí afirmó que seguirá colaborando para la buena gobernanza de Uruguay y que el Presidente Vázquez puede contar con él como amigo y colaborador. Agradeció a la multitud el afecto y apoyo que le brindaron durante los años de gobierno y pidió perdón por los errores que pudo haber cometido. En uno de los fragmentos más emotivos del texto que leyó dijo: “la lucha que se pierde es la lucha que se abandona y Uruguay tiene a su pueblo para construir un mejor país”, insistió en que el fin de su mandato no es el fin de nada, “porque no hay fin sino el camino mismo en el que todos vamos”, y que se va con las manos y el corazón llenos de la satisfacción de haber servido, en una clara alusión para quienes al no haber entendido la oportunidad de gobernar como ocasión de servicio, se llenan las manos de riquezas mal habidas y el corazón de sentimientos de odio y frustració.En su juventud, siendo guerrillero, el expresidente José Mújica fue herido de bala y recluido en la cárcel, de donde escapó junto con muchos de sus compañeros, protagonizando una de las fugas más numerosas y espectaculares de la historia de su país, así se forjó la personalidad de un hombre, agricultor y humanista, sencillo y afable que hizo de la cercanía de trato con los gobernados un estilo de gobernanza que contrasta tanto con la figura de muchos otros presidentes en el mundo, tan afectos a los abusos y excesos del poder.
En medio de lágrimas y gritos de agradecimiento de la multitud, Mújica cerró su discurso con la voz entrecortada de emoción y dijo: “no me voy, estoy llegando, me iré con el último aliento y donde esté, estaré por ti”.
Sígueme en twitter  @mcplataspacheco